Todavía queda mucho
verano, o eso es lo que nos hacen pensar estas temperaturas tan altas que
estamos teniendo en septiembre.
Por suerte, hay mucha
gente que tiene sus vacaciones en este mes. Los alojamientos suelen ser más
baratos y además, los destinos suelen estar menos masificados que en agosto.
Podemos seguir eligiendo destinos de playa ya que podemos disfrutar del mar y
la arena como si estuviéramos en julio y agosto.


Como no todas las
vacaciones tienen que ser iguales, siguiendo la guía de Elle, os vamos a
mostrar dónde ir de vacaciones a un camping, eso sí, siempre con glamour.
Porque hay acampadas que merece la pena hacer.
Comenzamos con su
lista, que a nosotros nos ha encantado. Sólo tenemos que buscar el fin de
semana que tengamos libres porque las vacaciones de verano para nosotros han
terminado.
Casa de Laila
En la localidad
andaluza de Alhaurín el Grande, este alojamiento ofrece una experiencia
‘glamping’ de lo más relajado en tiendas decoradas con motivos árabes. Cada
tienda puede albergar a un máximo de cinco personas y cuentan con electricidad
y wifi gratuito, además de desayuno buffet incluido.
Las Cabañitas del
Bosque
¿Nos creerías si te
dijéramos que esta agradable estancia está suspendida sobre los árboles? Las
Cabañitas del Bosque están situadas en Outes (A Coruña) y ofrecen toda clase de
comodidades por encima del nivel del suelo: baño, cocina, chimenea, jacuzzi…
Todo ello con una filosofía ‘eco friendly’ que reduce al máximo el impacto
medioambiental.

Zuhaitz-etxeak

También
en los árboles, las cabañas Zuhaitz-etxeak están situadas en Vizcaya. Están
sujetas a los árboles por medio de cables, por lo que la sensación de libertad
e intimidad es total. Tres de las cuatro disponen de luz, terraza y agua corriente.
¿Quieres más? El desayuno se sirve por las mañanas a través de una cesta con
polea que lo eleva desde el suelo.

Casa del
Mundo

A 25
kilómetros de Alicante, Casa del Mundo ofrece una experiencia única: alojarse
en un carromato de estilo zíngaro y con todo lujo de detalles. Dispone de
cocina y baño en el exterior, así como de un pequeño salón, estufa… En los
alrededores del alojamiento hay piscina y restaurante en el que se sirven
platos de todo el mundo.

Camping
Miramar

En
plena Costa Dorada, este camping ofrece entre sus posibilidades de alojamiento
unas divertidas caravanas ‘vintage’ decoradas con todo lujo de detalle. Cuentan
con cama doble, comedor, nevera, luz eléctrica y un porche exterior con
barbacoa.

Hoopoe Yurt
Hotel

Las
yurtas son una especie de tiendas de campaña procedentes de Asia Central y, si
quieres probar cómo se descansa en una, podrás hacerlo en Hoopoe Yurt Hotel, en
la localidad de Cortes de la Frontera. Sus yurtas están decoradas con todo lujo
de detalle y cuentan con su propio baño exterior. Todo el campamento funciona
con energía solar, que hace posible que todas las habitaciones cuenten con
electricidad. Todo en mitad de la naturaleza, aunque no sin lujos: a pocos
metros de distancia tienes una piscina y un bar en el que tomar un mojito.

Refugio
Marnes

Entre
las opciones de alojamiento de esta casa rural, una destaca por encima de las
demás: la espectacular jaima beduina en mitad del campo. Se encuentra en la
localidad de Benissa (Alicante) y, además de tener una decoración espectacular,
dispone de cocina y baño propios, así como una piscina a menos de 50 metros de
distancia.
Así cualquiera dice que no a un camping. Y vosotros, ¿podéis ir a probar alguno de estos destinos?